Las negociaciones para cerrar definitivamente el convenio de la estiba en el puerto de Algeciras continúan a pesar del preacuerdo alcanzado entre empresas y sindicatos a finales del pasado mes de enero.

Tanto los responsables de las terminales de contenedores de APMT y TTIA como los representantes del sindicato Coordinadora, insisten en perfilar el documento, al que incluso se podría otorgar un año más de vigencia, llevando a nueve el preacuerdo existente sobre ocho años. Y es que las partes insisten en dar al puerto algecireño, una vez solventadas las diferencias, la mayor estabilidad posible en el ámbito laboral. Esto favorecería, además, que las empresas interesadas en hacerse con la construcción y gestión de la fase B de Isla Verde Exterior pujasen, definitivamente, en un concurso al que la inestabilidad e incertidumbre generada en el sector de la estiba ha obligado a alcanzar hasta cinco prórrogas por parte de la Autoridad Portuaria.

Otro de los escollos en los que siguen trabajando las partes, empresarial y social, es la configuración de los futuros Centros Portuarios de Empleo. Empresarios y sindicatos tratan de llegar a un entendimiento para concretar cómo se va a llevar a cabo la formación y la fórmula de acceso a la profesión, sin vulnerar el Real Decreto Ley de reforma de la estiba, por lo que ambas partes aseguran que urge conocer el texto del reglamento de descuelgue del RDL que el Ministerio de Fomento se ha comprometido a entregar, en forma de borrador, a finales del mes en curso con la intención de iniciar, en el mes de marzo, su tramitación parlamentaria.

Las dudas en el puerto de Algeciras se suman a otras cuestiones pendientes, a la espera de dicho reglamento, como el alcance de las ayudas para las prejubilaciones, el riesgo de que venzan los plazos transitorios, la total subrogación del personal o las medidas de flexibilidad para garantizar la productividad.

Todo esto va a impedir que la firma del convenio sea inminente, a pesar de que desde todos los sectores vinculados a la actividad marítimo-portuaria en estas instalaciones se insta a rubricar lo más rápido posible el documento, al objeto de garantizar la paz social y que los inversores puedan, además, conocer con exactitud los costes de un sector que, dependiendo de lo que se pueda cerrar en esta negociación, puede favorecer o no la llegada de nuevas empresas.

Campaña Anunciantes EED