Ecologistas en Acción – Verdemar trabaja con NABU (Nature and Biodiversity Union), y otras organizaciones europeas para reclamar una regulación estricta y obligatoria que limite los impactos de los contaminantes atmosféricos de los buques, ante el posible daño ambiental que causan a su paso por el Estrecho de Gibraltar y el Mediterráneo.

Los conservacionistas exigen que se establezca un Área de Control de Emisiones de Azufre que limite la entrada de buques altamente contaminantes, en esta agua, tal y como existe en el norte de Europa (Mar Báltico, Mar del Norte y Canal de la Mancha).

NABU, la mayor organización ambientalista de Alemania, lleva hace años denunciando los daños que provocan las emisiones contaminantes desde los buques sobre la salud humana y el medio ambiente. Se trata de naves que utilizan un combustible pesado, 100 veces más tóxico que el diésel que utilizan automóviles y camiones, ya que contiene hasta 3.500 dosis más de contenido de azufre. Un combustible que está prohibido en tierra, donde es considerado un residuo peligroso que exige un tratamiento altamente costoso.

Las investigaciones en varios puertos europeos, donde se realizaron mediciones en las terminales de cruceros, determinaron niveles alarmantes de partículas ultrafinas que,  por la acción el viento, se expanden cientos de kilómetros tierra adentro, incrementando los problemas de calidad del aire.

Los ecologistas insisten en, que en el Campo de Gibraltar se asienta desde los años 60 una serie de industrias que generan un trasiego de combustible en el mar con el consiguiente riesgo de contaminación atmosférica y marina, como consecuencia del bunkering. El tráfico marítimo en el Estrecho es de más de 100.000 buques el año, lo que supone el segundo paso de buques del mundo. Debido a ello, las organizaciones medioambientales aseguran que se trasegaron casi 25 millones de hidrocarburos.

Con esta campaña, los ecologistas aseguran que van a aportar pruebas suficientes para instar a la OMI (Organización Marítimo Internacional) a que acelere la reducción de los límites de azufre en todas las Zonas Marítimas antes del 2020, limitándolas o equiparándolas, para establecer unos límites máximos en el contenido de azufre de combustibles marítimos de 0,1%, y aplicar esto en todos los mares de la Comunidad, incluyendo los barcos de pasajeros.

Campaña Anunciantes EED

Deja un comentario