La Royal Navy potencia Gibraltar como base de escalas de su flota en el Mediterráneo

0
200
EED-HMS-ECHO

El buque de la Royal Navy HMS Echo se encuentra atracado en la Base Naval de Gibraltar, tras hacer escala como consecuencia de una visita rutinaria. Se trata de la quinta visita de un buque de la Armada británica a esta zona, en este mes, tras las visitas del RFA Wave Knight, el petrolero RFA Tidespring, el HMS Ocean y el HMS Dragon.

Las numerosas operaciones en las que se encuentra inmersa la Royal Navy en la zona del Mediterráneo, llevan a los barcos de la flota que opera en dichas aguas a utilizar la base naval gibraltareña, como puerto de apoyo para el descanso y el avitullamiento de las tropas. una circunstancia que se ha visto incrementada en los últimos meses, al haber mayor presencia britanica en operaciones de control de la seguridad y apoyo humanitario.

El HMS Echo es el primero de dos buques hidrográficos multifunción encargados por la Royal Navy.  Junto con su nave gemela, HMS Enterprise, forma el conjunto de buques oceanográficos Echo.

El HMS Echo fue construido por los astilleros de Appledore Shipbuilders en Devon en 2002 y está diseñado para llevar a cabo una amplia variedad de labores oceanográficas, incluyendo apoyo a operaciones anfibias y submarinas.

La visita del HMS Echo viene a completar una serie de visitas de embarcaciones de la Royal Navy a la base naval de Gibraltar, que comenzó a principios de mes y que, de momento ha concluido con la vita del buque oceanográfico de la Royal Navy a la Bahia algecireña.

Campaña Anunciantes EED